DOMINGO VERMUT
     

PERFECT SERVE

Para preparar un vermut perfecto, es muy importante mantener la botella refrigerada. 

Coge una naranja y reserva la parte de la piel, idealmente cortada con un acanalador para conseguir virutas grandes. Si no tienes, utiliza un pelador común. 

En una vaso de media caña echa hielo y remueve para enfriar el vaso. Desecha ese hielo y el agua sobrante y añade dos piezas de hielo robusto y unas virutas de naranja. Sirve el vermut hasta llenar las tres cuartas partes del vaso. 

¡Y ya está! A disfrutar de un Domingo Perfecto.

DOMINGUEANDO

Convertir un vermut Domingo en un combinado suave, un cóctel clásico o un aperitivo sofisticado es más sencillo de lo que parece.

 

 

 

 Ya verás qué sencillos. ¡Experimenta y disfruta! 


DOMINGO EN COMPAÑÍA

Te recomendamos acompañar DOMINGO con unas tapas.

Nuestras favoritas las dividimos en crujientes (patatas fritas, almendras saladas y cacahuetes tostados), fresquitas (aceitunas, pepinillos, rabanitos…) y las tapas más sabrosas (mojama, huevas, jamón, queso, boquerones en vinagre…). 

Si las consigues juntar todas al mismo tiempo, ¡BENDITO DOMINGO!